Estas leyendo

Medina y Wozniacki, campeonas en China

tenis | Abierto de China

Medina y Wozniacki, campeonas en China

Medina y Wozniacki, campeonas en China

Europa Press

La tenista española Anabel Medina se proclamó campeona del Abierto de China en la modalidad de dobles junto a la danesa Caroline Wozniacki al derrotar en la final a las chinas Han Xinyun y Xu Yifan por 6-1 y 6-3.

La tenista española Anabel Medina se proclamó hoy campeona del Abierto de China en la modalidad de dobles junto a la danesa Caroline Wozniacki al derrotar en la final a las chinas Han Xinyun y Xu Yifan por 6-1 y 6-3.

Medina y Wozniacki iniciaron con fuerza el partido, hasta conseguir cuatro juegos seguidos sin que Han y Xu pudieran casi reaccionar.

Tras anotarse un juego en la primera manga, las chinas sucumbieron al poder de la pareja hispano-danesa, que colocó un 6-1 en el marcador.

El segundo set comenzó de manera muy parecida, con Medina y Wozniacki ganando tres juegos seguidos y una tardía reacción china.

No obstante, Xu y Han se mostraron mucho más fuertes en la segunda manga y llegaron a acercarse hasta el 4-2, pero la dupla europea fue más constante y se llevó el encuentro y, con él, el torneo.

El partido, que duró una hora y ocho minutos, registró la mejor asistencia del torneo, ya que era la única final que contaba con participación local, pero la adversidad del resultado hacia las chinas y el frío de la tarde pequinesa hicieron que el estadio fuera evacuándose paulatinamente.

Con esta victoria, Medina y Wozniacki se embolsaron 30.000 dólares (unos 20.500 euros) y 275 puntos cada una.

En individual femenino, la serbia Jelena Jankovic se había alzado con la victoria al imponerse en la final, por 6-3 y 6-2, a la rusa Svetlana Kuznestova tras una hora y 14 minutos de partido.

Anabel Medina: "Me apunté a dobles de casualidad"

"Me apunté a los dobles de casualidad, porque ni pensaba jugar", confesó a Efe la tenista española Anabel Medina tras proclamarse campeona de esta modalidad en el Abierto de China, junto a la danesa Caroline Wozniacki.

"Miré la lista de participantes y vi quién estaba. Me encontré con Caroline en el gimnasio y se lo propuse, a las once y media, cuando el plazo de inscripción cerraba a las doce", añadió.

Medina, no muy amiga de las supersticiones, reveló el ritual dela suerte en este torneo: "Le he dicho a Carolina que saliéramos primero a la pista para sentarnos en el lado izquierdo, y yo en la silla de la izquierda, que es lo que habíamos hecho durante toda la semana"

"Normalmente cuando me siento en un sitio y gano, pues intento repetirlo. Uso la misma ducha...", agregó la deportista. La tenista valenciana, medalla de plata en dobles en los pasados Juegos Olímpicos, reconoció que esta victoria no le sirve para desquitarse de la final perdida en agosto contra las hermanas Williams.

No obstante, Medina señaló que los dobles en Pekín durante 2008 han sido una experiencia "inolvidable". "Lo de las Olimpiadas no se me va olvidar nunca, por las condiciones en que jugamos, por todo", añade.

Esta victoria, además, le ha servido también de terapia: "Para demostrarme que puedo jugar con parejas diferentes".

Las semanas de competición no le han dejado tiempo libre para conocer la capital china: "No conozco nada de Pekín, aún no he ido ni a la Muralla. Bueno, fui al Mercado de la Seda y me compré unas deportivas y ropa interior", apunta.

Medina afronta ahora el torneo de Tokio, hacia donde partirá el lunes a las ocho de la mañana y empezará a competir el martes.

Pero, después de la gira asiática, tiene ya fijadas su preferencias: "Me apetecen los canelones de mi madre", dice sin ambages. "Mis amigos me deben una cena de celebración de las Olimpiadas, así que ahora habrá que hacer dos", agrega.

Sobre una futura participación junto a Wozniacki, Medina precisó que está por hablar, pero que no le importaría repetir. Pekín ha sido, durante 2008, fruto de alegrías para la tenista, que se lleva a casa la medalla de plata de los Juegos y la copa del Abierto para ampliar su vitrina.

"La medalla está aún en una bolsa en el armario donde mi madre tiene las copas, pero cuando me den mi casita encontraré un buen sitio para ponerla", revela.

Etiquetado en:

También te puede interesar