Más Tenis

mas tenis

jugadores

Tenis | Mutua Madrid Open

"Lo que hizo Djokovic en 2011 es casi irrepetible"

El Mutua Madrid Open fue el escenario donde Djokovic logró ganar por vez primera a Nadal sobre arcilla. Ahora, el español viene de romper la racha de siete victorias seguidas del serbio en finales. Los números uno y dos vuelven al lugar del crimen.

"Lo que hizo Djokovic en 2011 es casi irrepetible" Ampliar
ADAPTACIÓN. Nadal debutará, previsiblemente, el miércoles y apura los días para adaptarse a la pista.

Rafa Nadal, desde 2005, ha jugado 214 partidos sobre tierra y ha perdido sólo ocho. Una efectividad insultante. Pero dos de las derrotas fueron en los 650 metros de altura de Madrid, esos que le hacen torcer siempre el gesto. Primero Roger Federer, en la final de 2009, y después Novak Djokovic, el año pasado. Un golpe dolorosísimo. El de Belgrado llegaba con 28 victorias (luego extendería su racha hasta 43) y, por primera vez en nueve ocasiones, conseguía ganar al español en tierra.

Pero en este 2012, con la arcilla azul, Nole se presenta con un balance de 24-3. Murray, Isner y Nadal, en la final de Montecarlo, le han dejado marcas. En vez de los cinco títulos que le adornaban, luce dos (Australia y Miami). "Lo que hizo Djokovic en 2011 es irrepetible, o casi. Se tienen que dar muchos factores, y que la suerte caiga siempre de tu lado en algunos partidos", analiza Nadal, que vivió ese vértigo tras protagonizar un 2010 brutal. Ahora, la barrera la ha roto Rafa, que tras siete derrotas seguidas en finales, laminó al serbio (6-3 y 6-1) en Mónaco.

Zarpazo. El zarpazo en el Principado puede condicionar lo que viene. Porque Nole defiende título en Madrid y en Roma, una buena oportunidad para recortar 800 puntos. En el ránking, 2.850 les separan. "Mi barómetro no es el ránking, sino la race (puntos de este año), y ahí soy segundo, a unos cuatrocientos de Djokovic (480). Llevamos cuatro meses y estoy en buena posición. Las cosas han comenzado bien", advierte Nadal, que debutará el miércoles contra Davydenko, quien se deshizo (7-6 y 6-3) del gigante Ivo Karlovic. "Sólo espero que me mate pronto", ironizó el ruso en el lugar, sobre la tierra, en el que Djokovic consumó su doloroso crimen en 2011.

Estadísticas AS.com