Más Tenis

mas tenis

jugadores

Tenis | Mutua Madrid Open

Federer no quiere irse sin superar a Sampras

Si vuelve al número uno, igualarían a 286 semanas.

Federer no quiere irse sin superar a Sampras Ampliar
EXPECTACIÓN. Federer, campeón en la Caja Mágica en 2009, fue jaleado por el público madrileño.

Roger Federer, que en agosto cumplirá 31 años, se estrena este año en tierra en Madrid. Siempre optaba por hacer su debut en Montecarlo o Estoril, pero planeó tomar un largo descanso de casi seis semanas. Siempre cuidadoso con el calendario, quiere racionarse para alcanzar un objetivo: batir el récord de semanas como número uno de Pete Sampras: 286. Él se quedó en 285.

"Quería alejarme de toda la locura que rodea el tenis, la prensa, los torneos... Cargar baterías para estar fresco y cumplir todas las metas de este año", explicó ayer. Y entre esas metas, el suizo no descarta volver a lo más alto. "Desde que gané el Masters de Londres y luego tres de los seis torneos posibles (es pichichi del año, junto a David Ferrer), comencé a pensar que era posible. Si gano un Grand Slam estaré muy cerca, lo sé. Voy a tratar de perseguir el número uno". En Madrid defiende 360 puntos de las semifinales. Y, de ganar, igualaría con Nadal en número de Masters 1.000, con 20. Otro hito más en un currículum que parece no tener fin, y en el que figura también el récord de 16 grandes.

El de Basilea, al que las lesiones respetan, quiere además alargar su carrera, incluso, hasta los Juegos de Río 2016, como comentó a un medio suizo hace días.

Federer se resiste a ser sólo el tercer hombre en medio de la nueva rivalidad Nadal-Djokovic, a los que tiene tan estudiados que se permitió no seguir sus evoluciones en Montecarlo. "No vi nada del torneo. Pero se plantea un escenario interesante. Nadal habrá recuperado su confianza, aunque estoy seguro de que Djokovic reaccionará", evaluó, para advertir que "ganar a Rafa en tierra y en su país es complicado, porque es bastante dominante".

El número tres, que a tenor de la gorra y camiseta que lució debe gustarle el azul, no es de los que ve con buenos ojos el cambio de color de pista. Pero contemporizó: "Habrá que esperar y ver qué pasa con el calor. La siento diferente".

Estadísticas AS.com