Más Tenis

mas tenis

jugadores

Tenis | Copa Davis

Domingo decisivo tras la carga de los Bryan

La lesión de Granolles, que aguantó todo el partido de dobles, imposibilitó el tercer punto de España ante la mejor pareja del mundo e invicta sobre tierra. Marc López no fue suficiente. Ferrer y Almagro, dos opciones hoy para la victoria necesaria.

Los gemelos californianos Bob y Mike Bryan son apasionados del rock and roll.. y especialistas en todo lo que concierne al desembarco en Normandía, el asalto aliado del 6-6-1944 al Muro del Atlántico. A los Bryan les fascinan las historias que aluden a los hermanos en armas. Componen la mejor pareja de dobles porque actúan en simetría armónica: un pequeño ejército bicéfalo de un solo hombre, tan sincronizado que saltan a la vez cuando toca restar el saque rival.

El Comando Bryan salió al rescate del soldadito Ryan estadounidense, cercado por España. El Comando Bryan es una unidad de élite: campeones olímpicos, plusmarquistas de títulos en Grand Slam (12) e invictos en la Davis sobre tierra. Unos adversarios formidables que en 29 minutos habían tomado el primer set (6-3) ante Marcel Granollers y Marc López. Los doblistas barceloneses no se descompusieron, escaparon hasta 3-0 en el segundo set y ahí crujió el gemelo izquierdo de Granollers, que recibió asistencia. El diagnóstico era pesimista. Incluso Àlex Corretja planteó que podría ser preferible el abandono antes que el agravamiento de la lesión. Pero Granollers y López se atrincheraron en el desierto rojo de Gijón y arrancaron el segundo set a los tremendos Bryan, donde el diestro Mike era el flanco débil: 6-3.

Igualados a un set, los duelistas pasaron a vestuarios. Al regreso, Granollers apareció limitado, titubeante ("por momentos, pensé que iba a abandonar, sólo se le puede estar agradecido", reveló Correja), y los Bryan dispararon: 4-1. Ágil y móvil, Marc López respondió como el mejor doblista español, llevó en volandas a Granollers y, de súbito, la tercera manga iba 5-5 y 0-30 para España. Ahí surgió el zurdo Bob para rematar el set del mismo modo que hacen las estrellas de la NBA en el último cuarto: en control absoluto de los momentos finales, los de la verdad.

Superiores. Organizados en puntos ya preparados de antemano, los Bryan cerraban la red como un titán de dos cabezas. Sellaron el tercer set con 7-5. En ese momento, las 14.000 almas concentradas en el Parque Hermanos Castro comprendieron que la carga de los Bryan iba a dejar paso a un domingo decisivo.

La sentencia fue un nuevo 7-5 para los californianos en el cuarto set, tras doble falta definitiva del presionado López: Mike Bryan había resbalado en el primer match point pero la merma física petrificaba sin remedio a Granollers. Tras tres horas y 38 minutos de sufrimiento, los españoles se rindieron con 74 errores no forzados, por sólo 26 de los Bryan, que reprodujeron su plan estratégico. Pero España va 37-0 en Davis cuando ha ganado los dos primeros individuales, y hoy toca turno para Ferrer y Almagro: domingo decisivo, Día D... y sin los Bryan.

Estadísticas AS.com