US Open

us open

jugadores

US Open | FINAL FEMENINA

Serena Williams volvió a ser la pesadilla de Victoria Azarenka

La bielorrusa, que ha perdido nueve de sus once enfrentamientos ante Serena, estuvo a un paso de llevarse el torneo pero la estadounidense resurgió en los últimos juegos.

EFE

Nueva York

Serena Williams volvió a ser la pesadilla de Victoria Azarenka Ampliar
Serena Williams y Victoria Azarenka posan con los trofeos. | REUTERS

La tenista estadounidense Serena Williams se ha adjudicado el US Open, cuarto y último ''Grand Slam'' de la temporada, tras superar (6-2, 2-6, 7-5) a una gran Victoria Azarenka que tuvo la final en su mano pero que terminó sucumbiendo ante el poderío y la intimidación de la jugadora local, que suma su cuarto título en Nueva York, el decimoquinto ''grande'' de su carrera.

La potente tenista norteamericana, oro en Londres y ganadora de Wimblendon, alarga su año dorado con un triunfo sufrido en la Arthur Ash. Tras ganar el primer set, Serena perdió movilidad y cometió demasiados errores pero, cuando ''Vika'' -que buscaba su segundo ''grande'' tras vencer este mismo año en Australia- sacaba para ganar el partido, la tenista ''yanqui'' dio la vuelta al set y a un partido espectacular.

La tenista local comenzó como se esperaba, arrolladora, y a las primeras de cambio rompió el saque a su rival. La número uno del mundo se defendió pero, Serena terminó encarrilando el set desde el segundo juego haciendo gala de una gran condición física y una muñeca de gran calidad (3-0, tras su saque).

En el servicio, la favorita número cuatro se mostraba intratable y, al resto, ponía en serios apuros a una Azarenka que sin embargo poco a poco calentaba su derecha. Aún así, ambas tenistas cometieron errores en los primeros compases con lo que sumaron sus respectivos servicios sin complicaciones.

Con el partido en 5-2 y saque para la número uno del mundo, la tenista yanqui apretó el acelerador y con su contundencia particular sumó el segundo ''break'' para hacerse con el primer set (6-2), sin conceder además ninguna opción de rotura.

A pesar de la contundencia de Serena, la estadounidense salió con mal pie en el segundo set y perdió el saque de inicio. La bielorrusa por su parte no quería irse de vacío y exprimió sus posibilidades para contestar con éxito unas embestidas de Serena venidas a menos por su pérdida de concentración.

La medalla de oro en Londres se escudó en su saque para no perder el set antes de tiempo pero, ante las cuatro opciones que concedió en el quinto juego, nada pudo hacer, con lo que Azarenka sumó una nueva rotura (1-4) para ponerse en bandeja la igualada en el partido (2-6).

Así las cosas la final llegó al tercero y definitivo sets, donde ambas dieron todo su tenis. Primero, la número uno del mundo tuvo que sudar para evitar que se repitiese lo ocurrido en el primer acto, y salvó una rotura en contra en su primer servicio.

Después fue la norteamericana la que estuvo contra las cuerdas y, a pesar de que salvó una primera bola de ''break'' con su poderoso saque, no pudo con la segunda y perdió su servicio. Sin embargo, Serena se metió en el partido cuando más fuera estaba para recuperar el saque a continuación (2-2).

La reacción de Serena fue un espejismo en su juego ya que seguía sin recuperar su versión del primer set. De esta forma, Azarenka volvió a coger ventaja en el séptimo juego (4-3) con un ''break'' a favor prácticamente mortal para su rival. Sin embargo, cuando ''Vika'' sacaba para cerrar el partido Serena apareció en escena impidiendo el final del partido (5-5).

El golpe de la Williams no era más que un anticipo del varapalo que sufriría después su rival. Una vez resucitada, la doble medalla de oro en Londres, individual y dobles, sumó su saque y a continuación no perdonó a la número uno del mundo, a quien rompió su servicio para ganar por cuarta vez el Abierto de su país.

Estadísticas AS.com